Una vez mas…


Una vez mas se consuma la acción político partidista en la Universidad de Puerto Rico. La renuncia del Lcdo. García Padilla no me sorprendió ya que era un rumor cada vez mas intenso y ya la lista de los “candidatos” para sucederle se había hecho pública. Uno de los consensos que existe en el país es que la educación pública esta politizada. Pero tal parece que al hablar de esto se limita esa afirmación al Departamento de Educación y se fantasea con la “autonomía universitaria”. Sabemos que no hay tal y cada cambio de gobierno nos confirma que es asi independientemente del partido que acceda al poder. Se enfoca la supuesta “evaluación” de los presidentes, presentes y pasados en su “gestión administrativa” pero todavía nadie ha asumido responsabilidad por pasar juicio de las buenas o malas decisiones académicas de los incumbentes. ¿Hacia dónde va la universidad? ¿Cúal es el camino que este “espiritu de cambio” trae a nuestro mas preciado centro docente?
Si lo que le espera a la UPR es lo que ha vivido en estos ocho meses el Departamento de Salud, el Departamento de Educación entre otras agencias y oficinas gubernamentales debemos prepararnos para una “larga noche”. No se trata esta entrada de defender la gestión del Presidente dimitente, su gestión ha tenido aciertos y desaciertos, lo que destaco es que todo el país sabe que las razones para su “renuncia” son político partidistas, sencilamente no es partidario del grupo político en el poder. Pudo haber sido la pulcritud personificada en cuanto a gestión adminsitrativa y aún asi las voces hubieran clamado por su destitución…es que una vez mas Puerto Rico experimenta el ejercicio de poder que aplasta la autonomía universitaria. Ojalá que esta coyuntura diera paso para una verdadera reforma universitaria que generara la necesaria nueva ley. Ojalá que se abra un diálogo serio y que se considere un nombramiento ajeno a la política partidista y enfocado en el desarrollo de nuestra Universidad.¿Mucho pedir? , quizás pero sigo creyendo en la posibilidad del verdadero cambio si la palanca para el mismo es accionada con el convencimiento de que la única manera de elevar nuestra Universidad al nivel de su potencial es mediante una nueva ley que de paso a un restructuración que permita, aliente y apoye la creatividad, la innovación y la excelencia en la gestión académica y administrativa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Academia, cambio social, Cultura, educacion superior, Puerto Rico, Universidad de Puerto Rico, UPR. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s