¿ De regreso a la normalidad?

Ya regresamos. Esto es cierto en mas de un sentido, o mas bien quisiera que lo fuera. La reapertura del recinto de Rio Piedras, y con ella la de mi espacio laboral en la EGCTI, la interacción formal con mis estudiantes en clase y la reanudación de las labores de proyectos e iniciativas en el recinto marcan un “retorno a la normalidad”. Sin embargo, mis conversaciones, interacciones y contactos con colegas, amigos y estudiantes me indican que esta universidad es otra. Podemos hablar de antes y despues de la huelga del 2010. Ha cambiado la Universidad y su relación interna. Veo una decepción en algunos, ánimos de represalias en otros e indiferencia en tantos otros. En cierta forma era lo que esperábamos. Las luchas no cesan, “la vida es lucha toda ” decia con razón el maestro Corretjer. En lo relativo a este blog, durante la huelga nacional universitaria tratamos de que reflejara mi postura en torno a este conflicto y a la vez proveer elementos para promover la reflexión. Ciertamente esa postura fue matizada por mi firme creencia en la justeza de los reclamos estudiantiles y de la inmensa mayoría de la comunidad universitaria. No nos escondimos entonces ni lo hacemos ahora. Creo que en el recinto como en la Universidad toda es necesario un profundo cambio organizacional que refleje lo viejo y de espacio a lo nuevo. Lo viejo que representa los valores de la autonomía, la aspiración del co gobierno, la investigación y actividad erudita, el intercambio de saberes y el respeto al pensamiento distinto. Ese respeto es el que nos permite la continua creación de conocimiento, el crecimiento intelectual colectivo del Alma Mater y por extensión de nuestro pueblo todo.
También lo nuevo requiere hacerse de su espacio. Lo nuevo representado por las innovaciones en tecnologías de proceso y producto. La innovación no se limita a las máquinas y equipos electrónicos y de telecomunicación. Estos son desarrollos de la humanidad que nos permiten hacer cosas que antes no eran posibles. Debemos tener concienca de que son mucho mas que herramientas de avanzada. Son instrumentos que transforman las actividades y relaciones sociales y humanas de forma que todavia no alcanzamos a entender en su totalidad. Intuimos la aportación de las tecnologías 2.0 y celebramos su incorporación a toda la actividad académica y administrativa. Pero tenemos que entender que su “pegamento” es el procesos social que le acompaña a esa integración. Por eso lo nuevo también debe integrar la transformación de procesos que ya son caducos, anacrónicos, retardatarios del desarrollo de Nuestra Universidad.
Se impone una profunda transformación administrativa, sea a través de la gestación de una nueva ley universitaria que permita la convergencia de todos los sectores universitarios, cosa poco probable en estos tiempos, a través de enmiendas a procesos internos o a través de nuestra práctica cotidiana. Las formas de innovación, asi como las de resistencia a la dominación son variadas. No hay una sola y en ese sentido, las maneras en que hacemos la universidad viable, justa, en sintonía con las aspiraciones de nuestro pueblo, es decir las formas en las que creamos y recreamos Nuestra Universidad es un terreno de lucha cotidiana que ya muchos ensayan con mayor o menos éxito y que es necesario profundizar. No podemos admitir obstáculos a la innovación “porque siempre se ha hecho asi”. Lo dañino de esta actitud trasciende la Universidad. Esa es la normalidad que rechazamos de plano. No es “borrón y cuenta nueva” ni es que volvemos como si no hubiera pasado nada en estos pasados meses. Pasó…y mucho.

Por eso creo que la “normalidad” a la que regresamos y a la que nos enfrentamos ahora y en agosto exigirá mucha creatividad, firmeza y capacidad de proponer alternativas a la debacle que se manifiesta en Nuestra Universidad asi como en el pais completo. La necesaria, ansiada, llamada, codiciada y nunca explicada sociedad del conocimiento en Puerto Rico no se puede generar sin la participación colectiva de todos los sectores del país, pero mucho menos sin el protagonismo de la principal institución de educación superior pública, centro de investigación por excelencia de Puerto Rico. Ese es el futuro del país y no se hará realidad sin Nuestra Universidad, de eso se trata. Seguimos…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Academia, Biblioteca 2.0, cambio social, conocimiento abierto, Cultura, educación, educacion superior, estudiantes, Investigación, profesores, Puerto Rico, reflexión, sociedad del conocimiento, tecnologías, Universidad de Puerto Rico, UPR, Web 2.0. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿ De regreso a la normalidad?

  1. Agustin Corchado dijo:

    Saludos Cheo:

    Gracias por tu reflexión que es ,en cierta manera, el pensar de muchos. Confío en que de una u otra forma nos convoquemos a reunirnos utilizando si,los espacios que nos provee la tecnología,sin dejar aquellos espacios que nos acercan como seres humanos,como académicos y como creyentes de los principios que defendimos durante los últmos meses.
    Hago un llamado a convocarnos para seguir reflexionando activamente.

    Un abrazo..

  2. jsanchezlugo dijo:

    Gracias Agustín ciertamente es necesario mantener esos espacios que ganamos durante el pasado conflicto. No podemos dejarlos para reanudarlos cuando otra situación similar surja.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s