Nuestra Universidad de Puerto Rico


Quizás sea porque Elena Lugo llevaba a sus hijos de pasadia a la grama que se encuentra frente al edificio Facundo Bueso, El Museo de Antropolgia y Arte y la Plaza Baldorioty de Castro. Quizas era que se refería a ella como Nuestra Universidad, la “IUPI”, que mis hermanos y yo queremos tanto a esta Universidad. Su aspiración era que sus hijos lograran lo que ella no habia podido alcanzar y que habia anhelado siempre…estudiar en este recinto. Su aspiración era ser trabajadora social. Su procedencia pobre no le habia permitido alcanzar su sueño. Inteligencia no le faltaba, habia tenido una excelente preparación en la Central de la cual se sentía muy orgullosa, y manejaba matemáticas, inglés y arte con mucha soltura. Su historia es la historia de miles de puertorriqueños que de noche, cuando se supone que están descansando de la labor del dia o de la jornada de buscar un empleo digno se preguntan, se cuestionan , aspiran ¿podrá mi hijo cumplir la vocación de ser mas? ¿podrán mis hijos estudiar en esta Universidad que es el símbolo de la calidad y de las posibilidades de una mejor vida? ¿ tendrán las oportunidades que necesitan ?

Hoy esas aspiraciones que fueron alcanzadas con mucho trabajo por muchos hijos e hijas de trabajadores se encuentran, mas que nunca antes en peligro. Se pretenden cancelar los sueños de una mejor vida para todo aquel que esté dispuesto a trabajar para ello. La vida buena no es igual a la buena vida. La presente administración del país, le ha declarado la guerra a las aspiraciones mas altas de la ciudadanía; la aspiración a contribuir con sus talentos a un pais feliz. Apoyan y fomentan el individualismo y el “peso en el bolsillo” porque no pueden entender que alguien esté dispuesto a luchar, a arriesgar sin pedir nada a cambio. La solidaridad es desconocida para ellos. No es entendible, por eso es tan dificl el diálogo. Su marco mental del individualismo y la tramposería les guía como faro de tinieblas mientras a la gente, a los jóvenes, a los dispuestos a compartir conocimientos y haberes tangibles e intangibles les guía un espíritu de solidaridad, de identificación con el/la otra.
Por eso, porque el amor a la UPR se demuestra en la acción, estré en la Plaza de Convalecencia a las 2:00PM de este sabado. Se lo debo a Doña Elena que trabajó toda su vida porque su descendencia tuviera la oportunidad que le fue negada por la vida. Porque sé que siente un orgullo grande de lo que somos hoy y sabe de su constribución. Porque las tradiciones de solidaridad se mantienen vivas en nuestra juventud. Por eso… es que no tengo duda de que ganarán los estudiantes, mas temprano que tarde y con ellos ganaremos todos….menos ellos. Los veo en la Plaza…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Academia, cambio social, comunidad, educacion superior, reflexión, Relaciones Humanas, sociedad del conocimiento, Universidad de Puerto Rico, UPR. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Nuestra Universidad de Puerto Rico

  1. Pingback: Tweets that mention Nuestra Universidad de Puerto Rico | Ágora…espacio comunitario -- Topsy.com

  2. llamadavirtual dijo:

    Hermosa historia. Y como usted dice, es la historia personal de muchos de nosotros que, con matices y cambios, tenemos una raíz común en la UPR. Se lo debemos a esos millones de puertorriqueños que a través de 108 años han creado una UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO desde adentro, desde afuera pero ha sido suya y ¡seguirá siendo nuestra!

  3. Irisvioleta dijo:

    Elena esta orgullosa de su hijo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s